5 Cosas que aprendes siendo madre

image1 (1)

Fuente: LaFamilia.info

Aunque nuestro rol de mamás implica transmitirles numerosas enseñanzas a los hijos, ellos son nuestros grandes maestros. 

La maternidad es un camino de aprendizaje y de transformación personal: nos damos cuenta que somos capaces de muchas cosas que antes parecían imposibles, superamos nuestros miedos, derribamos las limitaciones, potencializamos nuestras capacidades y descubrimos que tenemos otras nuevas. Por eso decimos hay que cosas que aprendes siendo madre, estas son sólo algunas de ellas:  

  1. Conoces el verdadero significado del amor

 El amor por un hijo es algo inexplicable. Es un amor transparente, carente de egoísmo y de ambición personal. Por este amor, una mamá desafía hasta sus propias capacidades y realiza actos verdaderamente heroicos para proteger y velar por el bien de sus hijos. 

  1. Aprendes a ser fuerte

Hay días difíciles, agotadores, que no tienes ni un momento para pensar en ti. Pero pocas veces desfalleces porque la maternidad te hace fuerte, te da la capacidad de luchar y aprendes a sacar fuerzas de donde las hay, a perdonar, a aceptar y a seguir adelante, porque un hijo merece todo y por él haces hasta lo imposible. 

  1. Aprendes a darlo todo sin esperar nada

Cuando nace un hijo, ya vives para él, desde el mismo embarazo, te entregas a esa vida. Los trasnochos, los cuidados, las horas que pasas dándole pecho, después cuando no quiere dormir solo, cuando te pide que le ayudes en sus tareas, cuando llora porque ha tenido su primer desamor… El amor de madre se entrega de forma desinteresada, no lleva cuentas. 

  1. Aprendes a valorar las pequeñas cosas

No hay duda que un hijo te hace ver la vida de un modo diferente. Ahora valoras una mirada, un abrazo, una sonrisa, un tiempo de juego con tu hijo, un helado juntos, una tarde soleada o un domingo en cama viendo la tele; todos estos momentos se convierten en el sentido de tu vida. Ahora nada te da más felicidad que llegar a casa y que tu hijo te de un abrazo, o te muestre un pequeño avance en su desarrollo, o te llame cuando ya se ha ido lejos de casa… Aprendes que el último modelo de auto o la casa que tanto sueñas, no es nada en comparación con que tu hijo esté sano y feliz. 

  1. Descubres capacidades que desconocías

Que eres más paciente de lo que pensabas, que tienes más poder de autocontrol, o que las manualidades sí son lo tuyo. La maternidad te hace descubrir que sí eres capaz y además te ayuda a desarrollar otras habilidades que tenías un poco dormidas. En otras palabras, la maternidad te ayuda a ser una mejor persona.

Usualmente reflexionamos de lo que los padres debemos enseñar a los hijos, pero en realidad los hijos son un grandioso camino de aprendizaje para los padres. Estas son sólo algunas cosas que los hijos te enseñan una vez te conviertes en madre.

Diez piropos a la Virgen de los grandes santos

Recogemos en esta noticia 10 frases que santos de distintas épocas le dedicaron a Santa María
Los santos, a lo largo de la historia, han escrito numerosas prosas dedicadas a la belleza de la Virgen María. Piropos como «Estrella de la mañana», «Rosa mística», «Consuelo de los afligidos», «Puerta del Cielo» son repetidos a diario por los cristianos del mundo entero para honrar a la Reina del Cielo.
10 frases de santos que nos hablan sobre la Madre de Dios
1. San Josemaría: «Y, si alguna vez no sabes cómo hablarle, ni qué decir, o no te atreves a buscar a Jesús dentro de ti, acude a María, «tota pulchra» -toda pura, maravillosa-, para confiarle: Señora, Madre nuestra, el Señor ha querido que fueras tú, con tus manos, quien cuidara a Dios: ¡enséñame -enséñanos a todos- a tratar a tu Hijo!»
2. San Juan Pablo II: «A ti, Virgen inmaculada, predestinada por Dios sobre toda otra criatura como abogada de gracia y modelo de santidad para su pueblo, guía tú a sus hijos en la peregrinación de la fe, haciéndolos cada vez más obedientes y fieles a la palabra de Dios.»
3. San Juan XXIII: «¡Oh, María Inmaculada, estrella de la mañana que disipas las tinieblas de la noche oscura, a Ti acudimos con gran confianza!»
4. San Luis de Monfort: «María es el camino más seguro, el más corto y el más perfecto para ir a Jesús.»
5. Madre Teresa de Calcuta: «A María, nuestra Madre, le demostraremos nuestro amor trabajando por su Hijo Jesús, con Él y para Él.»
6. San Ignacio de Loyola: «Por mucho que ames a María Santísima. Ella te amará siempre mucho más de lo que la amas tú.»
7. San Juan Vianney: «Claro que Dios podría hacer un mundo más bello que éste; pero no sería más bello si en él faltara María.»
8. San Juan Bosco: «Quien confía en María no se sentirá nunca defraudado.»
9. Beato Pablo VI: «Al considerar el inefable amor con que la Virgen Madre esperó al Hijo, se sentirán animados a tomarla como modelo y a prepararse, vigilantes en la oración y jubilosos en la alabanza, para salir al encuentro del Salvador que viene.»
10. Beato Romero: «María hace más simpático, más bello, más atrayente a Cristo».