(3/7) Para rezar junto al Belén, siendo un personaje más: San José

image4

“Al despertarse, José hizo lo que el ángel del Señor le había ordenado, y recibió a su esposa” (Evangelio de San Mateo 1, 24).

 

… José amó a Jesús como un padre ama a su hijo, le trató dándole todo lo mejor que tenía. José, cuidando de aquel Niño, como le había sido ordenado, hizo de Jesús un artesano: le transmitió su oficio.

Por eso los vecinos de Nazaret hablarán de Jesús, llamándole indistintamente faber y fabri filius: artesano e hijo del artesano. Jesús trabajó en el taller de José y junto a José. ¿Cómo sería José, cómo habría obrado en él la gracia, para ser capaz de llevar a cabo la tarea de sacar adelante en lo humano al Hijo de Dios? Es Cristo que pasa, 55

 

Con la maravillosa delicadeza del que no vive para sí mismo, el Santo Patriarca se prodiga en un servicio tan silencioso como eficaz. Hemos hablado hoy de vida de oración y de afán apostólico. ¿Qué mejor maestro que San José? Si queréis un consejo que repito incansablemente desde hace muchos años, Ite ad Ioseph, acudid a San José: él os enseñará caminos concretos y modos humanos y divinos de acercarnos a Jesús. Y pronto os atreveréis, como él hizo, a llevar en brazos, a besar, a vestir, a cuidar a este Niño Dios que nos ha nacido. Con el homenaje de su veneración, los Magos ofrecieron a Jesús oro, incienso y mirra; José le dio, por entero, su corazón joven y enamorado. Es Cristo que pasa, 38

 

josemariaescriva.info

Para rezar junto al Belén, siendo un personaje más: La Virgen María

“Mirad, la Virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrá por nombre Emmanuel, que significa Dios-con-nosotros” (Evangelio de San Mateo 1, 23).

…Estamos en Navidad. Los diversos hechos y circunstancias que rodearon el nacimiento del Hijo de Dios acuden a nuestro recuerdo, y la mirada se detiene en la gruta de Belén, en el hogar de Nazareth. María, José, Jesús Niño, ocupan de un modo muy especial el centro de nuestro corazón. ¿Qué nos dice, qué nos enseña la vida a la vez sencilla y admirable de esa Sagrada Familia? Al pensar en los hogares cristianos, me gusta imaginarlos luminosos y alegres, como fue el de la Sagrada Familia. …

image3

…Cada hogar cristiano debería ser un remanso de serenidad, en el que, por encima de las pequeñas contradicciones diarias, se percibiera un cariño hondo y sincero, una tranquilidad profunda, fruto de una fe real y vivida. Es Cristo que pasa, 22

 

Termino, repitiendo unas palabras del Evangelio … entrando en la casa, vieron al Niño con María, su Madre. Nuestra Señora no se separa de su Hijo. Los Reyes Magos no son recibidos por un rey encumbrado en su trono, sino por un Niño en brazos de su Madre. Pidamos a la Madre de Dios, que es nuestra Madre, que nos prepare el camino que lleva al amor pleno: Cor Mariæ dulcissimum, iter para tutum! Su dulce corazón conoce el sendero más seguro para encontrar a Cristo. Es Cristo que pasa, 38

 

josemariaescriva.info

Para rezar junto al Belén, siendo un personaje más

Durante esta Octava de Navidad desde Lifecoach te presentamos cada día una pequeña síntesis de esta publicación que nos invita a mirar a cada personaje del pesebre y a rezar con ellos.

“Yo te aconsejo que, en tu oración, intervengas en los pasajes del Evangelio, como un personaje más. Primero te imaginas la escena o el misterio, que te servirá para recogerte y meditar. Después aplicas el entendimiento, para considerar aquel rasgo de la vida del Maestro: su Corazón enternecido, su humildad, su pureza, su cumplimiento de la Voluntad del Padre. Luego cuéntale lo que a ti en estas cosas te suele suceder, lo que te pasa, lo que te está ocurriendo. Permanece atento, porque quizá El querrá indicarte algo: y surgirán esas mociones interiores, ese caer en la cuenta, esas reconvenciones. Amigos de Dios, 253”

 

1 – El niño Jesús

image1

“Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre», fue el anuncio del ángel a los pastores (Evangelio de San Lucas 2, 12).

He procurado siempre, al hablar delante del Belén, mirar a Cristo Señor nuestro de esta manera, envuelto en pañales, sobre la paja de un pesebre.

Cuando llegan las Navidades, me gusta contemplar las imágenes del Niño Jesús. Esas figuras que nos muestran al Señor que se anonada, me recuerdan que Dios nos llama, que el Omnipotente ha querido presentarse desvalido, que ha querido necesitar de los hombres. Desde la cuna de Belén, Cristo me dice y te dice que nos necesita, nos urge a una vida cristiana sin componendas, a una vida de entrega, de trabajo, de alegría. Es Cristo que pasa, 18

Grandeza de un Niño que es Dios: su Padre es el Dios que ha hecho los cielos y la tierra, y El está ahí, en un pesebre, quia non erat eis locus in diversorio, porque no había otro sitio en la tierra para el dueño de todo lo creado. Es Cristo que pasa, 18

Jesús nació en una gruta de Belén, dice la Escritura, “porque no hubo lugar para ellos en el mesón”. —No me aparto de la verdad teológica, si te digo que Jesús está buscando todavía posada en tu corazón. Forja, 274

josemariaescriva.info

El pesebre, verdadero sentido de la Navidad

Fuente: LaFamilia.info (adaptación)

image1 (1)

La representación del nacimiento de Cristo es la costumbre más importante de la Navidad, porque a través de él se representa el acontecimiento que dio inicio a la era cristiana, con la llegada del Salvador.

A través del pesebre, cada familia contempla la esencia del amor representada por la Sagrada Familia (José y María junto al Niño Dios) en un establo acompañados por el calor de unos animales y varios pastores.

En esta Navidad, invita a tus hijos y familiares a mirar el pesebre en familia y aprovechar esta oportunidad para evocar los momentos vividos por José y María previamente al nacimiento y luego, la felicidad por la llegada del Salvador y la visita de los Reyes Magos quienes con gran humildad adoraron al Niño en su humilde morada.

El pesebre es una lección de vida y también de amor y sencillez. Cada elemento de esta representación es una oportunidad para reflexionar sobre los valores cristianos. He aquí el significado de las figuras que componen el nacimiento:

Choza: Representa sencillez y humildad.

San José: El hombre que nos inspira a la obediencia y la fortaleza.

Virgen María: Representa la fidelidad y el amor a Dios, mujer compresiva y bondadosa.

Niño Jesús: Guía espiritual, que se aloja en el corazón del hombre para transmitirle su amor al mundo.

Buey: Su misión era mantener caliente la cuna del niño Jesús. Sirve como ejemplo a los hombres, para que mantengan en sus hogares un ambiente cálido y amoroso.

Burro: Es el animal más humilde de la creación, motivo por el cual fue el elegido para acompañar a la Sagrada Familia en el pesebre.

El ángel: Simboliza la bondad, el amor y la misericordia.

Tres reyes magos: A través de sus obsequios (oro, incienso y mirra), le muestran a Jesús su naturaleza real y divina.

Pastores: Representan la humildad, la sencillez, el servicio, la ayuda y la alegría de los humanos que cuidan con amor a su rebaño.

Ovejas: Significan obediencia y docilidad, inspiran confianza.

Estrella: Significa renovación. Representa la luz inagotable y refrescante que disipa las tinieblas para darnos esperanza.

Los regalos que sí debemos dar en Navidad

Por LaFamilia.info

Una de las tradiciones más representativas de la Navidad es el intercambio de regalos, la cual es un legado de San Nicolás, conocido hoy como Santa Claus; no obstante, algunas veces los regalos se convierten en el centro de atención, alejándose así del sentido de la celebración.

 El gesto de regalar es una demostración de agradecimiento, amor, fraternidad, amistad; o simplemente para decirle al otro que le queremos y lo pensamos. Pero por momentos, parece que se olvida el verdadero significado de esta tradición navideña, puesto que se ha ido transformando en una carrera desmedida por comprar y comprar, sin darse cuenta de la mentalidad consumista que encierra todo ello.

Claves para regalar 

 El verdadero espíritu navideño nos da algunas claves sobre el tipo de regalos que debemos brindar en esta fecha:

Dar de acuerdo a las posibilidades económicas, no hay que hacer competencia por dar el mejor regalo. Es sólo un detalle, una expresión de cariño.

No endeudarse para dar regalos. La Navidad no lo exige, se da cuando se puede. Y si las posibilidades económicas no lo permiten, hay otros regalos que no son materiales.

Regalos que alimentan el alma. Perdón, paz, un gesto de cariño, tiempo, ayuda desinteresada… Todo aquello que no se encuentra en las tiendas. Valen muchísimo más y de verdad alimentan el espíritu, tanto de quien los da como de quien los recibe.

No dar para recibir. La verdadera generosidad da sin recibir nada a cambio.

Regalar no te hace mejor o peor. En cuanto a regalos materiales, no eres lo que das. Lo que nos hace mejores personas son nuestras acciones.

Detalles de cariño. Hay objetos que no son costosos y cumplen su verdadero objetivo como expresión de cariño en esta fecha especial, una nota con unos chocolates, o unas galletas preparadas en casa, son algunos ejemplos.

Dar a quienes más lo necesiten. Uno de los valores de la Navidad es la solidaridad; es tiempo de regalar a los más necesitados, son ellos quienes en realidad necesitan un regalo en esta Navidad.

Reunidos en Navidad. Una de las cosas más bellas de la Navidad es la reunión de las familias y el encuentro con amigos, pero no hay que desmedirse en comida y bebida.

BENEFICIOS DEL JUEGO EN LOS NIÑOS

image1

Inés Rivero, directora del COLEGIO INFANTIL ERAINTXIKI, habla de cómo el juego despierta emociones positivas y facilita el aprendizaje.
El juego es un impulso primario en los niños que se convierte en el medio para conocer el mundo, y desarrollar su imaginación y la motricidad. Por tanto, para ellos no es solo un entretenimiento, es, por ejemplo, una forma de relacionarse con las personas y objetos desde, prácticamente, el momento de nacer.
En relación a esto, se trata de su medio natural de aprender y despierta en él emociones positivas. Es más, ambos están relacionados: numerosos estudios psicológicos avalan que tiene influencia sustancial en el proceso cognitivo y, fisiológicamente, se alojan en el lóbulo temporal del cerebro.
Por otro lado, el niño también se prueba en el juego. Y lo que es más, son capaces de reproducir lo que ven hacer a los mayores, ejercitándose para la vida de adulto. Un hecho que también se da con algunos hábitos, relacionados con el juego, que le resultarán muy útiles en el futuro, como el orden o no dejar el trabajo a medias; aptitudes y cualidades, como saber ganar y perder, el afán de superación y la competitividad (a su vez sirve para ganar confianza y tener autoestima), trabajar en equipo, la curiosidad, y el posicionamiento moral y la maduración de ideas; o virtudes, como la humildad y la paciencia. Asimismo, es una vía excelente para expresar y realizar sus deseos, satisface las necesidades básicas de ejercicio físico y es un canal de expresión que descarga sentimientos positivos y negativos, ayudando al equilibrio emocional.
Partiendo de la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, premio Príncipe de Asturias por el desarrollo de la misma, desde Eraintxiki les proponemos unos juegos que atiendan a las características de algunas de ellas:
-Inteligencia corporal cinestésica: juegos que potencian el desarrollo motor y el equilibrio (actividades con pelotas, deportes…)
-Inteligencia espacial: juegos que desarrollan la motricidad fina y la grafía y el sentido de la orientación (“laberintos”, juegos con cordones, tijeras, pegatinas, dibujar y colorear, unir los distintos puntos siguiendo los números o el abecedario)
-Inteligencia lingüística: juegos de mesa, el teléfono descompuesto, trabalenguas, acertijos, advinanzas, veo-veo…
-Inteligencia lógico-matemática: el juego de la oca, cartas, estratégicos (Quién es Quién, el ajedrez…), incluso con los de desarrollo motor y equilibrio pueden aprender conceptos matemáticos como izquierda y derecha.
-Inteligencia musical: juegos que desarrollen el ritmo y el sentido musical: instrumentos adaptados, la mayoría de juguetes destinados a su primer año de vida, el karaoke, las canciones de muchos juegos tradicionales…
-Inteligencia naturalista: actividades al aire libre, observación de animales, cultivar…
-Inteligencia interpersonal, la que nos capacita para entender a los demás: disfraces, juegos de rol, etc.
No obstante, los juegos no solo resultan beneficiosos para los niños, también para los padres pues, observándolos en ese ámbito, podremos conocerlos mejor, su personalidad, encontraremos cuáles son sus habilidades, sus intereses e incluso sus virtudes y defectos. En todo esto, la clave está en enseñarles a jugar, en ser sus primeros compañeros de juego, en dedicarles tiempo y en ser capaces de divertirnos con ellos.