10 ideas para mejorar el ambiente en casa

image1

Foto: Freepik

Recientemente preguntaba a unos padres que era lo que más les molestaba de sus hijos adolescentes, me contestaron que las malas contestaciones, los silencios, la desobediencia. Yo les preguntaba acerca de lo que esto generaba, mal ambiente me contestaron.

Luego les pregunté cómo respondían ellos a esta situación. Ante su propia sorpresa me contestaron que con enfados, silencios, monosílabos, acerca de lo que esto generaba llegaron a la misma conclusión que antes, mal ambiente.

Educar es complicado, sin duda, pero cuando el ambiente es malo, cuando las relaciones personales son malas, la misión se vuelve casi imposible. Genera malos pensamientos, la creencia de que el otro hace las cosas para fastidiarme. Esto hace que el ambiente empeore no sólo exteriormente sino en los corazones.

Parece un quicio fundamental que en casa haya buen ambiente, sólo así las relaciones personales pueden ser óptimas para que todos crezcamos como personas, nos queramos y seamos mejores; que de eso se trata, de ser felices haciendo felices a los demás.

A modo de decálogo, he aquí 10 propuestas para mejorar el ambiente en casa. Sin perder de vista que mejorar el ambiente, en cualquier realidad humana, está en primera instancia en mi campo, soy yo quién tiene que dar el primer paso:

1. Procurar un ambiente tranquilo. Reservar momentos para ello, por ejemplo la comida en familia.

2. Fomentar el trato cariñoso entre todos. Por ejemplo saludarse al entrar o salir de casa, ceder el paso, sonreír, preocuparse por los demás.

3. Respetar su intimidad, lo cual no significa no estar al tanto de los amigos y actividades.

4. Acercamientos indirectos (buscar gustos o aficiones comunes con los hijos). Llegar a acuerdos en temas “calientes”: salidas, estudio, orden en casa, etc…

5. Exigir con cariño y respeto. Evitar los sarcasmos y las burlas.

6. Ser modelo de lucha más que conferenciante sobre lo que está bien y lo que está mal.

7. Abrir el hogar para que puedan estar con sus amigos.

8. Fomentar una rebeldía sana, darles razones para actuar frente a las injusticias que tanto rechazan.

9. Enseñarles a pedir perdón pidiéndolo nosotros cuando fallemos.

10. Transmitirles una imagen positiva de sí mismos. Ayudarles a descubrir lo bueno que tienen y a lucha en aquello que pueden mejorar.

Son 10 ideas que espero sirvan de orientación para padres “despistados” y de ánimo para padres cansados.

Cortesía del autor Aníbal Cuevas para LaFamilia.info
Blog «Ser Audaces»: anibalcuevas.wordpress.com
Twitter @anibal_cuevas

Fortalecer la autoestima: tarea que empieza al nacer

Fuente: lafamilia.info (Adaptación)
Por Sandra Marcela Campos
Foto: freepic.diller
image1

Si para nosotros es importante saber quiénes somos, imaginemos cuan importante es esto para los niños, quienes están en un proceso de construirse día a día, así como de interpretación del mundo y ser parte de él. (…)

A medida que crecemos y nos damos cuenta que podemos modificar nuestra realidad y podemos adquirir más herramientas para relacionarnos con otras personas, construimos la imagen de nosotros mismos, y a partir de esta imagen propia nos comportamos, nos comunicamos y nos relacionamos.

Si tengo una imagen positiva de mí mismo, mis acciones irán hacia el fortalecimiento de aquellas cosas positivas que descubro en mí y a mejorar las que no son tan positivas; entiendo que lo que hago y digo tiene consecuencias y de acuerdo con lo agradables y desagradables que sean éstas, puedo conocer lo que puedo o no hacer; conozco los límites que puedo establecer en mi relación con el mundo y las personas; el conocerme como un “hacedor de cosas”, me motiva a idear y hacer nuevas cosas con éxitos y fracasos… así aprendo.

En este proceso la guía de los padres o cuidadores es fundamental ya que son ellos quienes acompañan a los niños en el proceso de descubrimiento de sí mismos.

A continuación presento algunas guías que ayudarán a saber en qué forma podemos favorecer o no un desarrollo satisfactorio y adecuado en el niño:

Transmitir mensajes positivos del mundo y de ellos mismos: Cumplamos con nuestras promesas ya sean de consecuencia o premio.

Expresar nuestro afecto no solo con regalos sino con momentos, palabra y respeto.

Favorecer los sentimientos de seguridad: acompañemos en los éxitos y fracasos, incentivemos a los niños para intentarlo de nuevo.

Aprender del mundo con ellos: Es preciso transmitirles que lo que día a día realizan nos llena de orgullo y los llena de seguridad.

Invitarlos a que manifiesten sus opiniones y que de la misma manera argumenten de acuerdo con su edad las cosas de su vida cotidiana.

Fortalecer en ellos nuevas formas de enfrentar y resolver los problemas que se les presentan con nuestro acompañamiento y consejo.

Respetar los gustos que empiezan a manifestar.

Indicarles que cada acción en la vida produce consecuencias, y de acuerdo con eso guiarlos para que se fijen los límites con su contexto y los demás individuos.

A medida de sus capacidades brindarles la posibilidad de que asuman responsabilidades y las cumplan.

Motivarlos para expresar lo que sienten y guiarlos para la expresión adecuada de ello, (todas las emociones nos enseñan cosas por esa razón cada una debe ser permitida).

Favorezcamos un fortalecimiento de su autoestima y autoimagen, permitiendo que ellos se desarrollen como individuos independientes y afectivos, seguros de si mismos y con una adecuada relación con el mundo.

*Autor Sandra Marcela Campos, Psicóloga, Lo Mejor De Crecer.