10 Cosas que los padres amorosos hacen por sus hijos

familia

 

Fuente: lafamilia.info (adaptación)

El próximo 16 de junio se celebra el Día del Padre en la mayoría de los países latinoamericanos. Por eso, compartimos las siguientes ideas de la web AllProDad.com, dedicadas a todos los papás que quieren ser mejores cada día y que trabajan «hombro a hombro” con la madre para sacar adelante la familia.

 Los siguientes son ideas que tienen que ver con las actitudes y las decisiones, y no con el dinero. También en circunstancias económicas complicadas es posible ser un padre amoroso que provee y participa en la familia.

 

  1. Los padres que aman…también aman a la madre de sus hijos

 

“Ama a tu esposa sin reservas… no hay nada mejor que puedas hacer por tus hijos….”

 

  1. Los padres que aman a sus hijos lo hacen incondicionalmente

 

“Asegúrate de que tus hijos saben que los amarás siempre, no importa lo que pase. No confundas esto con permisividad. El amor incondicional no anima al comportamiento equivocado. De hecho, los hijos seguros del amor de sus padres tienden a rebelarse menos, no más”. 

 

  1. Los padres que aman, maduran

 

“Los niños no quieren otro colega, quieren un padre. Quieren alguien que se piense las cosas, que tome las decisiones duras, que enfrente la vida con responsabilidad. Alguien con quien puedan contar”.

 

  1. Los padres que aman, están ahí

 

“Está bien aportar tiempo de calidad, pero la cantidad de tiempo también importa. Haz tiempo para estar con tus hijos. Todo el mundo tiene solo 24 horas al día. Haz que cuenten”.

 

  1. Los padres que aman, proveen

 

“Lo mejor que puedas. Aportar lo material cuando se pierde el empleo y llegan los tiempos duros puede ser difícil. Pero siempre podrás proveer un hogar estable con amor y afecto”.

 

  1. Los padres que aman aportan disciplina

 

“Los niños aprecian la imparcialidad, el equilibrio, el rendir cuentas y una disciplina empapada en amor.  Se llama ‘consistencia’. Sin límites claramente definidos es muy difícil crecer”.

 

  1. Los padres que aman valoran la educación

 

“No te limites a leer para ellos; lee con ellos. No te compliques con los cursos, involúcrate en sus deberes escolares. No te limites a hablar de aprender: implícate manos a la obra, personalmente”. 

 

  1. Los padres que aman a sus hijos los educan para que se vayan

 

“El objetivo sencillo de ser una familia y de criar a los hijos no es más complicado que esto: criarlos bien y equiparlos para que puedan dejar el hogar y establezcan vidas fieles”.

 

  1. Los padres que aman enseñan a sus hijos a tomar responsabilidades

 

“Los chicos que aprenden a esquivar responsabilidades y evitar costos tarde o temprano se caerán de cara al suelo. Los padres amorosos se asegurarán de que sus hijos sepan como responsabilizarse, limpien lo que haga falta y sigan adelante”. 

 

  1. Los padres que aman enseñan a amar la vida

 

“El mejor predictor de felicidad en un niño es la felicidad en sus padres. Si aprendemos a amar esta vida y damos esa bendición a nuestros hijos, estaremos preparados para darles satisfacción”.

 

 

*Publicado orginalmente por AllProDad.com. Adaptación y traducción por ReL y Lifecoach

La Santísima Trinidad

1º Domingo después de Pentecostés: La Santísima Trinidad

santísima trinidad

La Santísima Trinidad es el misterio central de nuestra fe. Por este misterio creemos que hay un solo Dios verdadero y tres personas distintas. Nuestra vida interior está centrada en la Santísima Trinidad: somos hijos del Padre, hermanos del Hijo, y santificados por el Espíritu Santo.
Cada vez que hacemos la señal de la cruz invocamos a la Santísima Trinidad. A veces estamos distraídos y no consideramos el gran misterio que estamos expresando. Esta circunstancia puede ser propicia para rectificar y proponernos hacer la señal de la cruz con más devoción.