(5/7) Para rezar junto al Belén, siendo un personaje más: Los Ángeles

image5

“De pronto apareció junto al ángel una muchedumbre de la milicia celestial que alababa a Dios diciendo: Gloria a Dios en las alturas y paz a los hombres en los que Él se complace” (Evangelios de San Lucas 2, 13-14).

 

Pido al Señor que, durante nuestra permanencia en este suelo de aquí, no nos apartemos nunca del caminante divino. Para esto, aumentemos también nuestra amistad con los Santos Ángeles Custodios. Todos necesitamos mucha compañía: compañía del Cielo y de la tierra. ¡Sed devotos de los Santos Ángeles! Es muy humana la amistad, pero también es muy divina; como la vida nuestra, que es divina y humana. ¿Os acordáis de lo que dice el Señor?: ya no os llamo siervos, sino amigos. Nos enseña a tener confianza con los amigos de Dios, que moran ya en el Cielo, y con las criaturas que con nosotros conviven, también con las que parecen apartadas del Señor, para atraerlas al buen sendero. Amigos de Dios, 315

 

La tierra y el cielo se unen para entonar con los ángeles del Señor: Sanctus, Sanctus, Sanctus…Yo aplaudo y ensalzo con los ángeles: no me es difícil, porque me sé rodeado de ellos, cuando celebro la Santa Misa. Están adorando a la Trinidad…. Es Cristo que pasa, 89

 

josemariaescriva.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *