Billeteras compartidas | Módulo 7

Para entender los términos financieros:

Capital: Es la cantidad de dinero que se presta.

Tasa de Interés: Es el precio pagado por el uso de un dinero prestado.

Interés Simple: Es el que se calcula únicamente con base al monto del capital. No toma en cuenta los intereses de períodos anteriores.

Interés Compuesto: Es el que se calcula sobre el capital más los intereses acumulados en períodos anteriores

Interés Fijo: No varía en el tiempo pactado ni depende de factores económicos.

Interés Variable: Puede variar en el transcurso del tiempo pactado, dependiendo de factores económicos (variables de ajuste).

Interés Moratorio: Es una suma de dinero que debe el deudor a su acreedor en caso de no haber devuelto la suma prestada en la fecha de su vencimiento.

Tasa de Interés Activa: Tasa que cobran las instituciones financieras a sus clientes.

Tasa de Interés Pasiva: Tasa que pagan las instituciones financieras a sus depositantes.

Tasa Nominal Anual (TNA): Se trata de un valor de referencia utilizado en las operaciones financieras que suele ser fijado por las autoridades para regular los préstamos y depósitos.

Tasa Efectiva Mensual (TEM): La tasa efectiva es aquella a la que efectivamente está colocado el capital. La capitalización del interés en determinado número de veces por año, da lugar a una tasa efectiva mayor que la nominal.

Tasa Real:
Es la Tasa Nominal descontada de la inflación.

Costo Financiero Total: Este es el número que se debe tener en cuenta al evaluar la toma de un préstamo y compararlo entre las distintas entidades. Representa el verdadero costo del crédito y se compone de diferentes gastos asociados al mismo que contribuyen significativamente a medir su costo real (tasas de interés + seguros + gastos / comisiones + impuestos).

Amortizaciones:
Consiste en la disminución del monto de una obligación pendiente.

Sistemas de Amortización:
• Sistema Francés
• Sistema Alemán
• Sistema Americano

SISTEMA FRANCÉS: Las cuotas puras (capital + intereses) son iguales y consecutivas. Dado que el interés se calcula sobre el saldo del préstamo, al inicio se paga una proporción mayor de interés y menor de capital, situación que se revierte a lo largo de la vida del crédito. Si el crédito es contratado con tasa de interés variable, se debe tener en cuenta que las cuotas pueden modificarse en función de la variación de la tasa. Deberán completar el cuadro con un rápido análisis de sus gastos, las cuentas que integran los gastos fijos, las que integran los variables, si existen aquellas que integran los ordinarios y las que componen los extraordinarios planeados

Bibliografía:
• Anguita, Eduardo; Minujin, Alberto; La Clase Media, seducida y abandonada; EDHASA, Argentina, 2004 -Capítulos I y III
• Otálora, Mariano; Del colchón a la inversión; Editorial Planeta, Argentina, 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *